Remedios Caseros

Remedios caseros para los hongos en las uñas

Los pies son la parte del cuerpo más susceptible a contraer hongos en las uñas, debido a que suelen estar en contacto con el suelo, el cual alberga una infinidad de microorganismos y bacterias. Los cambios de temperatura, la humedad, el tipo de ph y muchos otros factores pueden ser los causantes de este malestar cutáneo, que se hace evidente con síntomas como hinchazón, picor debajo de la uña y hasta cambios de coloración y textura en la misma.

Los remedios naturales o también llamados remedios caseros pueden ser la solución que buscabas, ya que te sacarán de apuros y podrás comprobar que tienen la misma efectividad que cualquier medicamento comprado en una farmacia; lo importante es tener constancia con el tratamiento y por supuesto conocer nuestro cuerpo y saber lo que podemos tolerar.

Aplicar aceite de naranja

Este método es efectivo y excelente cuando se trata del tratamiento de la piel. Lo ideal es probarlo unos días para prevenir alguna alergia si eres de piel delicada. Sólo se necesita aplicar unas pocas gotas del aceite en la zona afectada, dejar actuar y continuar aplicando hasta ver mejoría.

Aplicar Aceite de coco

Son muchos los aceites utilizados para el cuidado de la piel; por supuesto el aceite de coco no queda exento de este grupo; es uno de los más comercializados hoy en día por esta misma razón, porque nutre, regenera y fortalece la piel, así como el cabello. Lo que posiblemente no sabíamos, es que también es capaz de combatir los hongos con tan solo aplicarlo sobre el área a tratar, basta con ser constantes y hacerlo diariamente.

Harina de maíz

El tratamiento consiste en sumergir los pies o las manos, sea cual sea el caso, en un recipiente con aproximadamente 1 o 2 litros de agua, mezclados con 1 taza de harina de maíz; dejar reposar y sumergir el área afectada por unos treinta minutos, repitiendo diariamente el proceso.

Aunque no lo creas, aplicar harina de maíz puede ser muy beneficioso y podrá curarte de las molestias del hongo. Posee ciertos componentes que resultan mortales para el parásito mejor conocido como la Cándida, causante de la mayoría de los hongos e infecciones de este tipo.

Tomar extracto de hoja de olivo

El extracto de hoja de olivo es ideal para tratar los hongos, debido a que es considerado antiviral y sobre todo antibacteriano, ayudando en gran medida a eliminar los hongos de una forma efectiva si se le da el uso adecuado.

Para empezar, es recomendable tomar pequeñas dosis, ya que este extracto también desintoxica y puede causar ciertas molestias estomacales al principio.

Aplicar Bórax y bicarbonato de sodio

Una vez que tengas los ingredientes a la mano (basta con 2 cucharadas de cada uno), procedes a mezclarlos en partes iguales agregando un poco de agua a la mezcla hasta que todo quede bien homogéneo; finalmente tendrás una mezcla de consistencia pastosa que debe aplicarse sobre las uñas donde haya hongo, frotando suavemente por unos 20 minutos. Se debe realizar una o dos veces al día, por el tiempo que sea necesario, es decir, hasta que desaparezca el hongo.

Aplicar vinagre de sidra de manzana

Puede combinarse con miel de abeja y aplicarse directamente sobre la uña, haciendo leves masajes. También suele usarse con agua tibia y sales especiales, poniendo en remojo el área de infección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *