Remedios Caseros

Remedios caseros para las quemaduras

Dependiendo de la gravedad de la quemadura, algunos tratamientos serán más efectivos que otros, puesto que la piel es un órgano muy sensible, que si no se cuida debidamente luego de sufrir un accidente de este tipo, puede reaccionar de manera negativa, y dejar secuelas como cicatrices y algunas otras, que sin duda querremos evitar a toda costa.

Lo ideal es atender la quemadura de manera inmediata, para evitar que se formen ampollas u otras lesiones en la zona afectada. El dolor puede llegar a ser insoportable, incluso si la quemadura es pequeña. Los síntomas más leves suelen ser hinchazón, ardor y por supuesto enrojecimiento de la piel; en este caso nos estaríamos refiriendo a una quemadura de primer grado. Existen también de segundo, tercero y cuarto grado, una más grave que la otra, que suelen afectar diferentes capas de la piel y hasta órganos como los huesos y extremidades.

A continuación te recomendamos poner en práctica los siguientes trucos o remedios caseros, que sin duda te ayudarán significativamente a aliviar el dolor y apaciguar los demás síntomas.

Aplicar Aloe vera

A esta maravillosa planta se le considera como un producto natural muy eficaz en el ámbito medicinal, gracias a sus beneficiosas propiedades que hacen posible por ejemplo la regeneración de la piel, la estimulación de la circulación sanguínea, efectos antiinflamatorios, entre otros.

Lo mejor es usar el Aloe vera en su estado puro, es decir, tomar un trozo de la planta y extraer la pulpa; luego, bastará con esparcirla directamente sobre la quemadura. Suele implementarse más que todo en las quemaduras de primer y segundo grado, ya que el daño aún se centra en la piel y no en otros órganos.

Aplicar miel

Toma un poco de miel natural y aplícala superficialmente por toda la quemadura, deja actuar unos 20 minutos y luego retira. Este remedio casero te ayudará bastante en el tratamiento de una quemadura leve, sobre todo porque la miel actúa como antibacteriano y antiinflamatorio a la vez.

Aplicar compresas frías

La idea de aplicar una compresa fría (no demasiado) o en su defecto una toalla húmeda, es bajar un poco la hinchazón, a la vez que el dolor va disminuyendo. Claro está que esto solo sirve para aliviar momentáneamente el área afectada.

Sin embargo, mientras aplicas otra solución al problema. Te aconsejamos que lo pongas en práctica en los momentos necesarios, aplicando la compresa de 10 a 15 minutos durante el tiempo que veas prudente.

Aplicar Centella asiática

Utilizada hoy en día para depurar y, para muchos otros aspectos medicinales. Esta planta está ciento por ciento recomendada en el proceso de curación de las quemaduras. Sobre todo porque tiene efectos cicatrizantes que ayudan al tejido a sanar aún más rápido. Podrás encontrarla en los mercados en sus diferentes presentaciones, cada una con funciones diferentes.

Aplicar Caléndula

El extracto de la flor de Caléndula es excelente para reparar, cicatrizar y curar progresivamente los daños ocasionados en la piel. Simplemente debes aplicar y dejar actuar por 1 hora, repitiendo el proceso por un par de días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *