Remedios Caseros

Remedios caseros para las bolsas en los ojos

Las bolsas u ojeras en la mayoría de los casos son una consecuencia del cansancio, el insomnio y otros factores que básicamente tienen que ver con la conciliación del sueño, aunque también suelen heredarse. La piel debajo de los ojos es sumamente sensible y delgada, por lo que es fácil que en esta condición se torne hinchada y pueda llegar a tener una coloración oscura en algunos casos, siendo notable hasta el punto de afectar la apariencia estética de la persona. Los síntomas suelen ser, sensación de pesadez y dolor ocasional en la zona, también provocados por una posible retención de líquidos.

Lo bueno como siempre, es que existen una variedad de remedios o tratamientos caseros muy prácticos para mejorar esta afección, los cuales serán explicados a continuación.

Aplicar aceite de almendras

Este es un producto que puede adquirirse fácilmente y que la mayoría de las mujeres suelen incluir entre su lista de favoritos para el cuidado de la piel, tiene múltiples beneficios (mientras más puro mejor) y lo encontrarás en diferentes presentaciones.

Colocando una gota en el dedo índice, puedes ir aplicándolo de a poco y con movimientos leves en el área a tratar, procurando hacerlo desde el lagrimal hasta la parte lateral debajo de los ojos.

Aplicar hielo

El método del hielo busca desinflamar y a la vez relajar la piel hinchada. Es muy simple y consiste en envolver con tela (lo suficientemente gruesa para no quemar la piel) un cubo o en su defecto una cantidad moderada de hielo para luego frotar suavemente la zona de la bolsa.

Cubrir con patatas crudas

Es suficiente con picar dos rodajas de patatas por sesión, ya que la idea es cubrir cada bolsa con una de ellas y dejarlas actuar por unos 30 minutos. Si tenemos pepino en vez de patata en nuestro refrigerador también funciona, sería exactamente el mismo procedimiento y los efectos son similares.

Aplicar Aloe vera

No es de extrañar que el aloe vera se utilice también para esto, y es que es una planta muy versátil dentro de la medicina natural,

Gracias a todas sus propiedades que le permiten actuar como: antibiótico, antiinflamatorio, analgésico, regenerador, entre otros.

Para aplicar la pulpa del aloe vera bastará con cortar un trozo de la planta por la parte del medio, para extraerla y aplicarla directamente y con cuidado sobre las bolsas.

Es importante tomar en cuenta y estar al tanto de las reacciones de tu piel al momento de proceder con el tratamiento, más aún si sufres de alguna alergia, dermatitis o tienes piel delicada.

Aplicar aguacate

Se considera que el aguacate es un excelente aliado en el tratamiento de las bolsas y ojeras, debido en gran parte a que posee ácidos grasos que se encargan de nutrir y evitar el envejecimiento de la piel, manteniéndola tonificada. Estas son cualidades que sin duda son muy convenientes para las personas que padecen estas afecciones.

Para poner en marcha el tratamiento sólo necesitas aplicar por unos 30 minutos la pulpa de medio aguacate maduro combinada con una cápsula de vitamina E (si está a tu alcance por supuesto), resultando una especie de pasta lista para hacer el efecto deseado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *