Remedios Caseros

Remedios caseros para la cistitis

La cistitis no es más que la inflamación de la vejiga debido a la presencia de bacterias que causan una infección; resulta ser una verdadera molestia que debe afrontarse lo antes posible, ya que la infección puede crecer significativamente si no es tratada a tiempo. Algunos de los síntomas más frecuentes son: ganas constantes de orinar y ardor al hacerlo, dolores punzantes en el área baja del abdomen, y en casos un poco más graves, se observa sangre en la orina.

Uno de los consejos más útiles para prevenir este tipo de afección, es no aguantar las ganar de orinar, ya que así, evitamos que la vejiga se sobrecargue y se hinche más de lo normal al retener la orina. Por lo tanto, mientras menos aguantemos las ganas de orina, mucho mejor será para nuestro organismo.

Si ya es muy tarde, y presentas los típicos síntomas de la cistitis, puedes optar por aplicar ciertos remedios caseros que te ayudarán a sentirte mejor y a aliviar el malestar.

Tomar té de Moringa

Este es uno de los trucos más usados, y por ende más conocidos a la hora de tratar la cistitis, ya que la Moringa, es una planta que posee muchos minerales y nutrientes medicinales, lo que significa que puede mejorar rápidamente los síntomas de esta enfermedad; sólo necesitamos preparar un poco de té con sus hojas, y tomar varias veces al día, hasta observar mejoría.

Ingerir Perejil

Para empezar, debes poner a calentar una olla con agua, luego agregas algunas ramas de perejil y una vez esta infusión haya hervido, dejas reposar y cuelas. Lo recomendable es que te tomes una taza diaria, aunque dos tampoco hacen daño.

Gracias a sus propiedades curativas que limpian el tracto urinario, el perejil se ha convertido en el mejor aliado para combatir infecciones como la cistitis.

Tomar jugo de limón

El efecto del limón es inmediato, ya que es una fruta con muchas vitaminas, que en su mayoría le permiten actuar como agente disipador de bacterias y microbios. La idea es consumirlo de la manera más natural posible, es decir, combinado con un poco de agua tibia, sin agregar azúcar ni ningún otro aditivo. Toma el jugo por las mañanas, si es posible estando en ayuna. Si pones en práctica este truco, tu riñón y tu vejiga te lo agradecerán.

Tomar cebada

Su efecto diurético desempeña un papel importante en la limpieza del sistema urinario, por esta razón te recomendamos que lo uses en tu día a día si quieres deshacerte de los incómodos y peligrosos malestares de la cistitis.

Preparar este remedio es muy fácil, no necesitas más que unos 200gr de cebada y la cantidad suficiente de agua para cocerlos en una olla con agua hirviendo. Después de realizar los pasos anteriores, solo necesitas colar y dejar enfriar el agua, para empezar a tomarla cuando gustes.

Tomar jugo de rábano

Puedes beber el jugo del rábano de dos a tres veces por día, ya que es netamente natural. Sin duda fortalecerá tu sistema urinario, y eliminará todas aquellas bacterias que mantienen viva la infección.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *