Remedios Caseros

Remedios caseros para la caspa

El cuero cabelludo es una de las partes más susceptibles del cuerpo, ya que aunque está protegido por el cabello, solemos exponerlo muchas veces ante químicos y sustancias como tintes, decolorantes, tónicos y de más, que poco a poco lo van debilitando, causando afecciones como la caspa, la cual es muy frecuente y nos ha afectado a todos alguna vez.

Tener una higiene adecuada definitivamente será un factor clave para evitarnos este tipo de molestias, que además de ser incómoda e irritante. Puede afectarnos estéticamente, insinuando ante los demás una apariencia descuida y a veces hasta algo incómoda.

La clave para curar cualquier mal, está en saber atacarlo, por eso, te mostramos a continuación algunos remedios o técnicas caseras que te ayudarán a deshacerte de la caspa de una vez por todas, tan sólo con productos naturales de fácil acceso y muy económicos.

Aplicar bicarbonato de sodio

Todos conocemos las maravillosas propiedades del bicarbonato, hasta el punto de que solemos darle muchas utilidades dentro de las actividades cotidianas del hogar. Este producto es excelente para combatir microorganismos como bacterias y otros, que suelen causar afecciones como la caspa. Aplicarlo es muy fácil, solo debes mezclar un poco con champú y cuando esté todo bien homogéneo, procedes a masajear suavemente el cuero cabelludo con ayuda de la mezcla (durante 10 minutos aproximadamente), por último enjuagas y ya está. Los resultados serán efectivos si se es constante con el tratamiento.

Aplicar vinagre blanco

El ácido acético es uno de los componentes más potentes del vinagre blanco, y precisamente será indispensable para acabar con la caspa.

El remedio casero en este caso, consiste en combinar unas 2 tazas de agua con 2 cucharadas de vinagre, luego de mezclarlas, te lavas el cabello por unos pocos minutos y por último enjuagas. Es un método muy económico y sencillo, que nos permitirá ver resultados inmediatos si somos constantes. Por lo tanto es indispensable dar seguimiento durante los días siguientes de haber empezado, para estar al tanto del avance.

Aplicar aceite de oliva

Cuando sufrimos de caspa, nos damos cuenta de que el cuero cabelludo se reseca demasiado y por ende necesitamos algo que lo hidrate y al mismo tiempo ataque el problema de raíz. Gracias a los componentes del aceite de oliva, la resequedad y descamación desaparecen, pero si y solo si, se emplea el tratamiento adecuado.

El tratamiento en realidad es muy fácil de hacer, necesitas primero, un gorro de baño o algo donde puedas envolver el cabello, segundo, calentar levemente el aceite de oliva hasta que esté tibio y tercero, nada.

Sólo debes proceder a masajear el cuero cabelludo con el aceite por unos minutos, dejar reposar colocando el gorro (durante media hora). Y por último enjuagar con champú hasta que hayan salido los residuos de caspa y aceite de oliva.

Aplicar Aloe vera

El Aloe vera es de las plantas más versátiles que existen, por eso solemos ver muchos remedios caseros en donde hacen uso de ella. El truco en este caso, es extraer un poco de su pulpa y hacer un leve masaje al cuero cabelludo. De manera de dejarla actuar por unos pocos minutos y luego enjuagar con el champú de tu preferencia. Aunque su olor es un poco fuerte, te aseguramos que estarás contento con los resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *