Remedios caseros para el dolor de muela
Remedios Caseros

Remedios caseros para el dolor de muela

Es sumamente importante, siempre estar al día con nuestras visitas al odontólogo para prevenir las caries que entre tanto, pueden causarte un severo dolor de muela. Este dolor llega a ser tan extremo en algunos casos, que se ha llegado a comparar con el dolor de parto, y vaya que no se han escuchado buenas cosas de él, desde gritos hasta desesperación, por eso aquí tenemos estos remedios caseros para el dolor de muela que creemos puedan ayudarte.

La causa principal del dolor de muelas es la proliferación de bacterias que se forman en el esmalte dental, hasta el punto de atravesarlo y causar daño interior (caries). Otra causa frecuente sería la falta de espacio en la dentadura, lo que hace que los dientes y muelas estén apretados y haya dolor

Si bien, algunos trucos caseros podrán ayudarnos a calmar el dolor, pero rara vez nos permitirán resolver el problema desde la raíz. A continuación te recomendamos algunos remedios caseros que te serán de mucha utilidad para el dolor de muela.

Aplicar clavo de olor

Con un clavo de olor será suficiente, sólo debes introducir uno en tu boca y dejarlo actuar por unos minutos. Es un método netamente natural y económico que te servirá para aliviar el malestar y sobre todo el dolor. Actúa como analgésico, justamente la propiedad curativa que necesitamos.

Aplicar una superficie fría

El frío siempre será un método eficaz de alivio contra la inflamación, por eso en este caso puedes optar por colocar una compresa fría, o hielo envuelto en una toalla en la parte de la cara donde se encuentre la muela. Como hemos mencionado anteriormente, no resolverá el problema del todo pero si te hará sentir mucho mejor.

Aplicar ajo

En estos casos el ajo actúa como un potente analgésico si se deja hacer su efecto como es debido. Aunque deja un fuerte e incómodo sabor de boca, vale la pena implementarlo si sufres de un dolor de muela. Es utilizado diariamente para combatir muchos problemas de salud, por eso no se tiene duda de su eficacia.

Se recomienda colocar un diete de ajo pequeño en el área de la encía (donde está la muela) y retenerlo por unos 20 minutos o menos. Repetir este proceso hasta sentir mejoría.

Aplicar aceite de hierbabuena

Los expertos en el área odontológica recomiendan ampliamente este aceite, debido a que posee ciertas propiedades que le permiten actuar como analgésico y agente antibacteriano. Su especialidad reside en combatir las bacterias que producen las caries, por ejemplo, ayudando significativamente a aliviar el dolor que estas producen y a su vez bajando la inflamación de la encía, si es que ya se ha llegado a ese punto.

Para aplicar el aceite de hierbabuena en la encía y la muela, lo recomendable es utilizar un pequeño trozo de algodón que pueda impregnar lo suficiente la zona afectada.

Enjuague bucal con agua oxigenada

Cuando nos encontramos ante amenazas como la caries, si, debemos asistir a un especialista, pero también tenemos la opción de aplicar pequeños trucos que nos ayuden a aliviar el dolor momentáneamente. El agua oxigenada desinfecta, por eso es ideal para combatir los microorganismos y bacterias que afectan la placa dental y causan dolor.

Enjuaga tu boca con partes iguales de agua oxigenada y agua y luego escupe. Repite unas dos veces al día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *