Remedios Caseros

Remedios caseros para el acné

Sin duda el acné es una de las afecciones de la piel más frecuentes, debido a que suele aparecer en ciertos períodos de la pubertad, y pues, todos pasamos por ella, aunque, no todos estamos propensos a sufrir de este brote tan desagradable. El acné puede manifestarse en diferentes niveles, dependiendo por ejemplo, de nuestro tipo de piel, de agentes hereditarios, y muchas veces de nuestra alimentación.

Hoy en día existen muchos especialistas que se encargan de aplicar tratamientos estéticos para combatir el acné, desde los conocidos peelings, hasta la microdermoabrasión; el detalle está en que estos tratamientos aunque efectivos, pueden ser extremadamente costosos.

Si bien los remedios caseros se tardan un poco más en hacer efecto, pero esto no significa que los resultados no sean buenos y hasta muy provechosos si se hacen adecuadamente.

Aplicar té verde

Las ventajas del té verde son muchas, por eso siempre escucharás que se utiliza para muchos remedios y tratamientos naturales. Las vitaminas E, C y B, el ácido Aminobutírico y otros componentes son los que le permiten actuar contra bacterias como las que provocan el acné.

Para usarlo en el cutis o área afectada, primero necesitas poner a hervir agua con un poco de este té, luego la dejas enfriar, y finalmente aplicas con un pañito o algodón por toda la piel. Dejas actuar hasta que se seque, para después enjuagar.

Aplicar Aloe vera

Antiséptico, cicatrizante, depurador, todo eso y más es el aloe vera. Aprovechar sus propiedades es sumamente sencillo, lo ideal es extraer del interior de un trozo de planta, el gel que posee, y que será el principal agente actuante de la mascarilla. Se debe aplicar unas dos veces al día en toda el área donde tengamos acné, procurando que la piel esté totalmente limpia; se deja actuar por 10 o 15 minutos y se retira con agua.

En poco tiempo serás testigo de los resultados del aloe vera, ya que el azufre y el ácido salicílico que se encuentran en su interior, ayudan enormemente en el tratamiento de la piel. De hecho estos componentes se usan a diario en la medicina estética.

Aplicar vinagre de manzana

Se le conoce por ser un producto muy versátil, de gran ayuda dentro de la medicina naturista. Una vez aplicado, los ácidos y componentes se activan, reaccionando sobre virus y bacterias que puedan estar causando la infección.

El vinagre de sidra de manzana actúa para nuestra suerte como agente antiinflamatorio; como consecuencia de esto, también previene la formación de cicatrices.

Si quieres implementarlo para tratar el acné, basta con mezclar una cucharada de vinagre en 200ml de agua y aplicarlo con suavidad sea con algodón o con cualquier otro objeto como una toalla.

Aplicar miel y canela

Crea una mascarilla con estos dos productos naturales, siguiendo los siguientes pasos: mezcla de 2 a 3 cucharadas de miel con 1 de canela, luego procura limpiar bien la piel del área a tratar y aplica la mascarilla dejando actuar por no más de 15 minutos. Retira con agua y repite el proceso diariamente, 1 vez por día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *