Remedios Caseros

Remedios caseros para blanquear los dientes

Con el paso del tiempo, es normal que nuestra dentadura se vaya debilitando, aunque muchas veces nosotros mismos somos culpables de acelerar este proceso. Sea por falta de calcio, por descuido o por cualquier otra razón, debemos reconocer que este factor, una vez presente, no ayuda para nada a nuestra apariencia y mucho menos a nuestra salud. Uno de los síntomas más visibles, incluso a edades tempranas, es la decoloración de los dientes, que tienden a tomar tonalidades amarillas muy desagradables, sobre todo en las personas que fuman, ya que se ha comprobado que la nicotina presente en los cigarrillos es uno de los principales causantes de este mal.

Si queremos blanquear nuestros dientes, lo ideal es acudir a un especialista, es decir, a un odontólogo; pero en vista de que este tipo de procedimientos son costosos y pueden extenderse durante varias sesiones, te hemos facilitado una lista de remedios caseros que podrán ayudarte.

Enjuague con jugo de limón

Son muchas las personas que usan el limón diariamente y no solo para preparar limonada, sino para aprovechar todos los beneficios que ofrece a la salud. En el caso del cuidado bucal resulta ser muy útil, tanto para neutralizar el aliente, como para desinfectar y acabar con todas las bacterias que se forman en nuestros dientes, como por ejemplo las caries. Sus propiedades naturales pueden blanquear y quitar manchas rápidamente.

Para realizar el enjuague, primero tienes que poner a hervir una olla con agua y agregar el jugo de 1 o 2 limones; dejar enfriar por supuesto y usar una vez a la semana por precaución, ya que el ácido del limón es muy fuerte, hasta el punto de desgastar el esmalte dental si se usa muy seguido.

Limpieza dental con cáscara de naranja

La naranja tiene muchos componentes, pero uno de los más importantes para ayudarnos a blanquear nuestros dientes es la vitamina C; si bien no tiene efectos inmediatos, puede mejorar bastante la coloración de nuestros dientes a la vez que contribuye con la higiene bucal. Frota la parte interna de la cáscara sobre la superficie de los dientes y deja actuar por 5 minutos; enjuaga, cepilla y repite el proceso diariamente durante el tiempo que veas necesario.

Aplicar bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es muy versátil, y definitivamente acabará con nuestro problema de dientes amarillos o manchados. Es prudente saber primero que no debe abusarse de su uso, ya que puede terminar afectando el esmalte dental de manera contraproducente; por eso es conveniente aplicarlo solo dos o tres veces por mes.

Tomando en cuenta lo anterior, procede a mezclar un poco de agua con media cucharadita de bicarbonato, creando una pasta, luego, aplícala por toda la dentadura y déjala actuar por 2 minutos.

Aplicar Aloe vera

Si tienes en tu hogar una de estas plantas, considérate afortunado, ya que te servirá para curar muchas afecciones, entre ellas, los dientes amarillos. Verás que devolverá esa apariencia sana a tus dientes.

Aplica un poco de la pulpa uniformemente por toda la dentadura y deja que actúe por unos minutos, por último enjuágate y cepillate con crema dental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *